Observando la Carrera del Salmón en la Isla de Vancouver

Compartir  Facebook Twitter

Cada año, a medida que se acerca el otoño y el clima comienza a refrescar, a mi esposo y a mí nos posee un impulso por salir y disfrutar de los días con buen clima, sol y un calor. Entre nuestras excursiones favoritas en esta época del año se encuentran diversos lugares públicos donde se puede ver y admirar el ciclo de desove del salmón: es una reafirmación de las maravillas del mundo natural en nuestra mente. Y nos encontramos que esos fenómenos tienen el mismo efecto en docenas de personas que nos encontramos en esos paseos.

A salmon jumping upstream.

Cada otoño 40 millones de salmones del Pacífico y otros peces luchan contra la corriente en el Río Stamp.

Tenemos un par de lugares favoritos a donde es fácil llegar. Nuestra visita más reciente fue al Parque Provincial Stamp River, escondido al final del impresionante Valle de Alberni. El parque es una de esas joyas ocultas que los viajeros a menudo pasan por alto, no por la dificultad de acceso, sino por su ubicación apartada a pocos kilómetros de la ciudad. No había visitado el parque desde hace más de 40 años, pero descubrí que además de algunas mínimas mejoras, que definitivamente se han sumado a la experiencia del parque, sigue siendo tan prístino y mágico como siempre.

A black bear ambles along a salmon river.

Los osos negros son muy comunes en el río Stamp durante la carrera del salmón Foto: Michael Goldman

El río Stamp es un importante sitio de desove que atrae cada año a 40 millones de salmones, lampreas y otros peces. Las carreras de desove generalmente comienzan en agosto y continúan en diciembre. Inevitablemente, la batalla de los peces por atravesar las caídas de 9 metros, es un gran atractivo para personas de todas las edades: los adultos se esfuerzan por captar la acción en cámara mientras los jóvenes se admiran “oooh” y “aaah” ante la migración valiente y fascinante que tiene lugar ante sus ojos. Hay una serie de escaleras para peces que se construyeron a mediados de la década de 1950 y que son utilizadas por muchos de ellos, también hay las cámaras subacuáticas que se proyectan en una pantalla de televisión junto al sendero, lo que permite a los visitantes ver el viaje a través de las escaleras.

A group of people perched on a bluff, observing a salmon as the run upstream.

Visitantes de todas las edades se posan en el acantilado sobre las cataratas de Stamp para observar la eterna carrera del salmón.

People walk along a wooded trail in the forest.

Una visita a uno de los sitios de desove de salmón hace una grandiosa excursión familiar

Una de las atracciones adicionales que se encuentran en el parque de 327 hectáreas, es la gran variedad de especies silvestres. Durante nuestra reciente visita, nos encantó ver a un oso negro deambulando en la orilla del río ( por suerte lejos de nosotros) hasta terminar justo debajo de nosotros, flotando en las rocas y esperando un almuerzo de pescado fresco. Al final, se percató que posarse sobre una piscina tranquila era demasiado aburrido y se fue por el bosque, pero toda la experiencia me recordó a la vieja canción infantil que dice “si vas hoy por el bosque, prepárate para recibir una gran sorpresa ‘. El Sr. Bruin fue, de hecho, una gran y encantadora sorpresa.

A riverside bench at the Little Qualicum River invites visitors to sit a while and appreciate nature.

Una banca que invita a los visitantes a sentarse y apreciar la naturaleza junto al río en Little Qualicum.

Además de las excelentes señales interpretativas en las Cataratas Stamp, hay una pequeña red de senderos para caminar (dos kilómetros), que conducen a las tranquilas piscinas debajo de las cataratas, donde el salmón se reúne antes de luchar contra corriente río arriba.

A great blue heron perched in a pine tree.

Una grandiosa garza azul espera pacientemente el almuerzo en el río Little Qualicum

Otro de nuestros lugares favoritos para acudir a la “llamada de la naturaleza” son los canales de desove de Little Qualicum, ubicados a las afueras de la ciudad de Qualicum Beach. Los canales creados por el hombre y el complejo de escaleras de peces pequeños forman parte de un plan de recuperación de salmones, además de un proyecto de restauración de cuencas hidrográficas, por lo que hay mucho que ver y disfrutar. Los senderos serpentean por todo el lugar, a lo largo de la orilla del río, a través de puentes metálicos que atraviesan los canales, así como, bosques y praderas. Los senderos están en buenas condiciones y son amplios, se pueden recorrer fácilmente a pie o en bicicleta. Los visitantes pueden abandonar sus vehículos en el amplio estacionamiento pavimentado y disfrutar de un paseo de una hora que ofrece vistas no solo de peces, sino de garzas azules que esperan pacientemente su comida, ocasionalmente osos negros y a veces, muy raramente algún puma.

An interpretive sign explaining salmon spawning.

Las señales interpretativas en el río Stamp mejoran la experiencia del visitante

Hay muchos otros lugares en la Isla de Vancouver para admirar este antiguo y perenne rito de criaturas salvajes. No importa a dónde decidamos acudir para vivir la experiencia, los recuerdos de la luz del sol, el aire fresco, la vida silvestre y las fuerzas de la naturaleza permanece aún cuando el otoño se despide después de mucho tiempo.