Ve más lejos: 4 Viajes Cortos en Avión desde Vancouver

Compartir  Facebook Twitter

Para tu próximo viaje a la Columbia Británica, considera tomar un vuelo en un fin de semana para ir un poco más lejos. Aquí hay una muestra de viajes a solo una o dos horas en avión desde Vancouver.

BUSCA AL ESCURRIDIZO OSO ESPÍRITU, EN EL BOSQUE DEL GRAN OSO

A Spirit bear walks along a fallen, moss-covered log to traverse a river.

Un oso Kermode (Espíritu) caminando a lo largo de un árbol caído en el Bosque del Gran Oso. Foto: Clare Levy

La costa central de la Columbia Británica es el hogar de uno de los últimos bosques prístinos templados del planeta. Este paisaje de islas boscosas y profundos fiordos, llamado de manera evocativa El Bosque del Gran Oso, es inaccesible por carretera, pero es fácil y emocionante llegar en hidroavión. Wilderness Seaplanes, operado por Pacific Coastal Airlines, aterriza en la aldea de Klemtu, donde cabañas del Spirit Bear Lodge están a cargo de la primera nación local de Kitasoo/Xaixais.

¿Tu misión? Unirte a los guías del albergue para explorar canales y playas remotas, buscar sitios de aldeas antiguas y observar la vida silvestre, incluidos los osos grizzly y negros, lobos, ballenas, delfines y posiblemente incluso uno de los raros osos blancos que solo se encuentran en esta parte del mundo.

Cómo llegar: toma un vuelo de dos horas desde la Terminal Sur de Vancouver a Bella Bella con Pacific Coastal Airlines, seguido de un corto y pintoresco viaje en hidroavión a Klemtu.

 

TOMA UN TRAGUITO EN LA ISLA SALT SPRING

A man and his dog walk through a vineyard on a sunny day.

El viñedo de Garry Oaks domina el Valle de Burgoyne en la Isla Salt Spring. Foto: Andrea Johnson

Si no has estado en la Isla Salt Spring por un tiempo, es posible que necesites resetearte y llevar contigo mucho apetito. Comienza con un recorrido por el mercado de los sábados en Ganges, donde “hacerlo, hornearlo o cultivarlo” es la regla para las docenas de proveedores. Y, ya sea que compres delicias sin gluten, juguetes hechos a mano o un collar de cristal único, no te vayas de la ciudad sin una copia de la Guía de Salt Spring y el Mapa de Aventuras. Es la llave para la extendida variedad de opciones de degustación de la isla, desde las frutas de Salt Spring Wild Cider hasta el vodka artesanal en la nueva destilería Salt Spring Shine.

Tómatelo con calma: también está el Karma al estilo Champagne en los viñedos de Salt Spring Vineyards, el Pinot Noir de la finca en Garry Oaks Winery, el Earl Grey IPA con infusiones de bergamota en Salt Spring Island Ales y el queso de cabra “chevre” adornado con flores en Salt Spring Island Cheese. Las opciones para comer y dormir abundan aquí.

Cómo llegar: Harbour Air Seaplanes ofrece un vuelo de media hora a Salt Spring varias veces al día, desde el puerto de Vancouver y la terminal sur de Vancouver. Salt Spring Car Rental tiene vehículos para rentar, mientras que el Tour Salt Spring puede llevarte a hacer degustaciones con estilo.

EXPLORA LAS COSTAS DE HAIDA GWAII

A windswept woman takes in coastal views.

Disfruta de la vista desde Tow Hill en el Parque Provincial Naikoon. Foto: Grant harder

Las famosas islas de Haida Gwaii están en las listas de “lugares por visitar” de algunos canadienses. Observa este archipiélago lejano, que está a pocas horas de Vancouver por avión, tal vez algún día pueda ser tu próximo fin de semana. Es un lugar grande, así que elige tu lugar de aterrizaje.

Desde Masset, en la costa norte, puedes recorrer millas de playas desiertas en el Parque Provincial de Naikoon, navegar por los talleres y tiendas de artesanía de Old Masset y Tlell y pasar la noche cerca del surf en la cabaña Alaska View Lodge.

Otra opción puede ser, volar a Sandspit en la isla de Moresby y descubrir los tramos del sur de las islas, incluido el fascinante Haida Heritage Center en Kaay Llnagaay y los antiguos poblados de acceso solo al agua de la Reserva del Parque Nacional Gwaii Haanas.

Cómo llegar: Pacific Coastal Airlines vuela diariamente en verano a Masset desde la Terminal Sur de Vancouver. Air Canada sirve a Sandspit desde la terminal principal de YVR. Ambos aeropuertos tienen alquiler de coches.

DA EL PRIMER TEE EN LAS ROCOSAS DE KOOTENAY

A golfer tees off on a lush golf course with mountain views.

Vista desde el Resort de Golf St. Eugene cerca de Cranbrook, en la Columbia Británica. Foto: Kari Medig

Si tu idea de tiempo libre incluye 19 hoyos y muchos paisajes, regístrate en el St. Eugene Golf Resort & Casino, cerca del Aeropuerto Internacional Canadian Rockies en Cranbrook. Este histórico edificio de la misión en la región de las Rocosas de Kootenay, en la Columbia Británica, ofrece servicios de Spa, un Centro de Interpretación de las Primeras Naciones y un campo de golf a la orilla del río, diseñado por Les Furber.

Una habitación en la misión también te ubica dentro de los nueve campos de cuatro campos más de campeonato junto a la montaña, incluyendo el campo de golf Shadow Mountain y el campo de golf Wildstone en Cranbrook, además de dos diseños de Les Furber (Trickle Creek Golf Resort) y el campo de golf de 27 hoyos Bootleg Gap, cerca de Kimberley.

También hay mucho que hacer fuera de los campos de golf: caminar a través de praderas alpinas; hacer rafting, pesca o kayak en ríos de rápidos; puedes relajarte en el rústico Dewar Creek o en las aguas termales de Lussier Hot Springs, o echa un vistazo a las recreaciones históricas en el cercano Fort Steele Heritage Town.

Cómo llegar: Pacific Coastal Airlines y Air Canada vuelan desde Vancouver hasta el Aeropuerto Internacional Canadian Rockies en Cranbrook; el tiempo de vuelo dura aproximadamente unos 90 minutos. El alquiler de coches está disponible en el aeropuerto.

Featured Image: Secret path to the beach at All the Beach You Can Eat oceanside cabins between Masset and Tow Hill. Photo: Grant Harder