Descubre los secretos del Barrio Chino de Victoria

Compartir  Facebook Twitter

El Barrio Chino de Victoria es un testimonio de la resistencia de la cultura y las tradiciones traídas a Canadá por los inmigrantes chinos hace más de 150 años. En estos días, Chinatown se destaca con orgullo en el paisaje céntrico de la capital de la Columbia Británica. A medida que uno se acerca a la entrada Gate of Harmonious Interest, se puede observar el arco adornado que marca la entrada al centro de Chinatown en la Calle Fisgard, la presencia del vecindario se destaca con: los colores brillantes como el rojo y el oro, la arquitectura distintiva y los nombres comerciales escritos en chino en las ventanas de las tiendas.

An intricately designed entrance on a city street to Chinatown.

Gate of Harmonious Interest, la entrada al centro de Chinatown en Victoria.

Colourful Chinese lantern strung across a city street.

La Calle Fisgard, el centro de referencia de Chinatown en Victoria.

Ornate buildings in Chinatown.

Edificios ornamentados alinean el bloque de la calle del Gobierno de Chinatown.

LA HISTORIA DEL BARRIO CHINO MÁS ANTIGUO DE CANADÁ

El barrio chino de Victoria comenzó como una rústica colección de chozas de madera, construido por los inmigrantes chinos que viajaban con los buscadores de oro, persiguiendo riquezas en el cañón de Fraser y más allá, hacia Barkerville. A lo largo de los años, el trabajo en los campos de oro atrajo a más inmigrantes de China, alrededor de 15,000 constructores vinieron a trabajar en la construcción del Ferrocarril del Pacífico Canadiense: Victoria se convirtió en el principal punto de entrada para la inmigración asiática hacia la Columbia Británica. Para 1911, el barrio chino tenía una población de más de 3,000 personas.

An ornately decorated Chinese Public Shcool.

Escuela Pública China en la calle Fisgard.

La historia del barrio tiene un lado sombrío, de juegos y guaridas de opio (en 1883, Victoria tenía 11 tiendas de opio), distracciones que tienen a una población mayoritariamente masculina lejos de sus hogares y familias. Pero Chinatown tenía lo más importante, una comunidad cultural, todavía presente hoy en día, incluyendo un templo budista, una escuela pública china y organizaciones comunitarias, como la Asociación China de Benevolencia Consolidada, fundada en 1909 para proteger los derechos y la seguridad de los inmigrantes chinos, que todavía se reúnen en los espacios del segundo piso a lo largo de la calle Fisgard.

Fall foliage and colourful lanterns line a city street.

Fisgard Street, aquí se pueden entrever espacios comunitarios y lofts residenciales en las ventanas del segundo piso.

Red and gold buildings in Chinatown.

Edificios rojos y dorados a lo largo de Fisgard Street.

UN VECINDARIO DIVERSO

Chinatown fue nombrado como Sitio Histórico Nacional en 1995 y en estos días es el hogar de una mezcla vibrante de negocios.

A grocery store stocked with imported ingredients.

Una tienda de abarrotes en Fisgard Street, con todo tipo de ingredientes importados para la cocina asiática.

Las tiendas que venden recuerdos, los restaurantes de moda y las callejuelas estrechas que albergan tiendas extravagantes y estudios de yoga forman parte de las tradiciones y la cultura de los chinos. Todavía lo puedes ver en los detalles especiales del vecindario: busca pequeños santuarios en restaurantes, arquitectura de estilo chino en su alumbrado público y cabinas telefónicas, tiendas de abarrotes con productos inusuales como durian, fruta del dragón y otros ingredientes especiales para todos los estilos de cocina asiática.

An ornate restaurant named Don Mee.

El comedor del segundo piso de Don Mee tiene excelentes vistas de la calle Fisgard y un delicioso dim sum.

The interior of a dining room with large windows letting in natural light.

El comedor en el restaurante de Don Mee

COME EN CHINATOWN

Aquellos que buscan fideos pueden encontrar una gran variedad hecha a mano en I Kyu Noodles, o pedir para llevar desde la puerta trasera de la cocina en Fan Tan Cafe. Para comer un brunch al estilo chino, explora la gran cantidad de opciones en los menús de dim sum en Dynasty o Don Mee, donde el comedor del segundo piso ofrece una excelente vista de la calle Fisgard. En el Wah Lai Yuen hay platos baratos combinados para la comida en los tazones de sopa gigantescos de Ocean Gardenor con albóndigas y cerdo a la barbacoa (acabado de descolgarse de la ventana del restaurante, para ir directamente a tu tazón).

Diners sit in a modern coffee shop with brick walls.

Café Habit en la Avenida Pandora

The bright red facade of a Chinese BBQ restaurant.

Cerdo a la BBQ colgando en la ventana del restaurante Wah Lai Yuen.

Interior of a very busy coffee shop.

Café Bean Around the World en la calle Fisgard.

Si no estás de humor para lo chino, la muy alabada Brasserie L’ecole sirve una deliciosa comida francesa, que incluye un maravilloso bistec con papas fritas, mientras que Olo y Mo: ofrecen comida de la granja a la mesa. Habit Coffee y Bean Around the World son lugares perfectos para pasar el tiempo tomando café local. Venus Sophia Tea Room y Silk Road ofrecen una gran cantidad de opciones para los amantes del té (también puedes recibir un masaje en el spa Silk Road).

A narrow alleyway lined with colourful shops.

Tiendas en Fan Tan Alley, una de las calles más estrechas de Canadá.

De compras en Chinatown

Los cazadores de souvenirs pueden perderse en las interminables habitaciones de Fan Tan Trading Co., visitar Victoria Dragon Village, o explorar las tiendas que rodean el camino iluminado por faroles de Fan Tan Alley para comprar ropa y bolsos de fabricación local o discos de vinilo usados. Muebles únicos, ropa e incluso tatuajes también se pueden encontrar en el vecindario.

Brightly coloured dragon puppets.

Títeres de dragones en la tienda de Dragon Village, en Victoria

Aunque Chinatown solo abarca una pequeña parte del centro de Victoria, vale la pena dar un paseo por sus coloridas calles y callejones estrechos. Para mejorar la experiencia, únete a un tour en Chinatown Walks o descarga el folleto autoguiado de Mysterious Chinatown Tour de la ciudad de Victoria. Disfruta de los edificios históricos, la deliciosa comida, y contempla la resistencia de las tradiciones chinas que se han conservado con tanto cariño desde que los primeros inmigrantes chinos llegaron a Canadá.