3 formas en que la naturaleza de la Columbia Británica puede hacerte más feliz

Compartir  Facebook Twitter Pinterest | Imprimir Your browser does not support SVG.

Cuando pasamos tiempo paseando por un bosque ancestral o contemplando las vistas desde la cima de una montaña, nos sentimos bien. He aquí tres formas en las que estar en la naturaleza nos hace más felices, y la ciencia que lo demuestra.

1. ESTAR EN LA NATURALEZA REDUCE EL ESTRÉS

Capilano Suspension Bridge Park

La vista de las copas de árboles en el Puente Suspendido de Capilano al norte de Vancouver. Foto: Destination Canada

Un estudio sobre los efectos de una caminata por el bosque demuestra que pasar tiempo en medio de la vegetación influye positivamente en la relajación cardiovascular y aumenta significativamente la actividad nerviosa parasimpática. Todo ello es bueno para reducir el estrés causado por un sistema nervioso simpático sobreestimulado, o lo que la mayoría de la gente conoce como modo de lucha o huida.

2. PASAR TIEMPO EN LA NATURALEZA INCREMENTA EL PENSAMIENTO CREATIVO

Tesla Lake

Sin celular, es fácil desconectarse en el Parque Provincial North Tweedsmuir. Foto: Taylor Burk

Vivir en un mundo cada vez más digital puede sobrecargar la parte creativa del cerebro que nos ayuda a realizar múltiples tareas y mantener los objetivos de las mismas. Este estudio sobre la creatividad en la naturaleza demuestra que pasar tiempo en la naturaleza es una forma efectiva de reponer esos recursos de atención agotados.

3. PASAR TIEMPO EN EL BOSQUE PUEDE MEJORAR TU ESTADO DE ÁNIMO

Haida Gwaii

Bosque cubierto de musgo en Haida Gwaii. Foto: Ian Holmes

Pasar tiempo al aire libre ayuda a concentrarse en las cosas positivas de la vida. Este estudio demuestra que pasar tiempo en la naturaleza reduce los pensamientos negativos repetitivos.

LA VASTA NATURALEZA DE LA COLUMBIA BRITÁNICA TE ESTÁ ESPERA

¿Por qué no salir y experimentar los beneficios para ti mismo? Aquí te damos  ideas para recargarte de energía en la Columbia Británica.

Imagen de encabezado: Pico Idaho en el Valle Slocan, Rocosas de Kootenay. Foto: Dave Heath