Esquí en la Columbia Británica: Un Peldaño más Salvaje

Compartir  Facebook Twitter

Me encuentro esquiando en algún lugar de la Columbia Británica, una montaña cubierta por nieve fresca. Saltar es más como eso. La pista es empinada y larga y el polvo es profundo y ligero, una combinación que se considera en esquí como el santo grial del snowboard. Pero como con ese otro legendario grial, no puedo decirte precisamente dónde encontrarlo. Porque no sé exactamente dónde estoy.

Por supuesto, solo sé que estoy visitando un lugar llamado Valhalla Mountain Lodge, en las montañas Selkirk de la Columbia Británica. Es 1997 y mi primer viaje de esquí a la Columbia Británica (ya hace mucho tiempo desde mi último). Para llegar aquí, volé de Los Ángeles a Spokane, Washington, me subí a una camioneta con algunos atletas profesionales ya que estaba haciendo una reseña biográfica para una revista y conduje aproximadamente cuatro horas hacia el norte. Ahora, siete de nosotros, incluyendo un guía de montaña con una barba hasta medio ombligo, somos los únicos esquiadores en una extensión de 8,100 hectáreas.

Las montañas de Selkirk | Bruno Long

Mi brújula interna, calibrada por una vida de experiencias de esquí en todo el oeste americano y en otras amplias gamas mundiales, está mezclada por la exuberancia de grandes montañas y nieve de la Columbia Británica. ¿En qué dirección está el norte? ¿Cuál es esta cordillera? ¿Y ese pico justo allí, igualmente masivo y majestuoso, pertenece a una cadena completamente diferente? Estoy asombrada, pero no tengo ni idea dónde estoy.

Toda la vista son cimas y cuencas, bosque y cielo. No hay caminos trazados a la distancia, no hay cableado eléctrico, solo la humeante chimenea de nuestra cabaña. La nieve es el único sonido escuchable: nieve cayendo, nieve separándose bajo nuestros esquís, nieve arremolinándose hacia arriba como una ráfaga y luego desplomándose nuevamente sobre sí misma como un suspiro, interrumpida con frecuencia por el zumbido del esquí de alguno de los otros seis esquiadores o el aleteo de algún pájaro volando. ¿Es este algún tipo de esquí de Narnia? ¿Habré pasado al otro lado del espejo?

Las primeras cinco, 10 o 30 veces que esquié en la Columbia Británica, sentí esta misma sensación de desorientación mezclada con asombro. El paisaje natural tiene mucho que ver con ello. La Columbia Británica está atestada de cadenas montañosas. De frontera a frontera, de este a oeste, las Montañas de la Costa, las Cascadas del Norte, los Monashees, los Selkirks, los Purcells y las Rocosas se juntan hombro con hombro y no siempre en una fila ordenada, cada una con su propio entorno y personalidad, pero a menudo separadas de las demás solamente por estrechos y sinuosos valles o mesetas modestas.

Enclavadas en estos pliegues se localizan las mejores ciudades de esquí, más de una docena de estaciones de esquí y snowboard, 21 zonas de esquí más pequeñas, alojamientos de esquí fuera de pista y de travesía como Valhalla y la mayor variedad de operadores de esquí en helicóptero y snowcat. Es abundante la gama completa de experiencias de esquí y snowboard que se ofrecen aquí, desde recorridos al estilo de Colorado, bañados por el sol en amplios boulevares espolvoreados con nieve ligera como escarcha, hasta cuencas glaciares al estilo los Alpes donde los esquiadores intermedios pueden volar a través de grandes extensiones, mientras que los expertos perfeccionan el perímetro escarpado.

 

Hay montañas de esquiadores sin aglomeraciones que se levantan junto a las históricas ciudades mineras, donde el café oscuro es tan elemental para la vida cotidiana como la diversión al aire libre de todas las generaciones. Hay resorts familiares planeados estratégicamente, donde no se necesita el automóvil por días y donde el ski-in / ski-out en realidad significa deslizarte de tu alojamiento a los ascensores al iniciar el día y luego deslizarte de regreso cuando se acabó. También hay montañas vírgenes abiertas, con guías de montaña expertos que te muestran el camino. Sí, hay montañas moderadas y recorridos de senderos controlados, terrain parks y half-pipe, pero también hay glaciares, cirques y todo tipo de esquí entre árboles. Sobre todo, por todas partes de la Columbia Británica, hay nieve, siempre mucha nieve, incluso cuando otras partes del mundo del esquí están secas.

Whistler Blackcomb | Blake Jorgenson

Nueve meses después de ese primer viaje de esquí a la Columbia Británica, recibí un pase para toda la temporada en Whistler Blackcomb, empaqué en una vieja camioneta mi equipo de esquí, mi laptop y el mérito de redactar convenios invernales, después desde Los Ángeles manejé hacia el norte. En Whistler, encontré majestuosas montañas con una variedad de terrenos extraordinarios, una larga temporada de esquí con montones de nieve y un pueblo cosmopolita lleno de vitalidad. Una temporada no es suficiente. Regresé una segunda y luego una tercera vez.

Downtown Fernie | Dave Heath

Han pasado veinte años desde que llegué a Whistler en esa pesada y vieja camioneta  que se bloqueó en los giros de la derecha. Estoy casada con un chico robusto y de buen corazón de Whistler, que es el mejor compañero de esquí de mi vida. Este año, decidimos hacer un viaje de esquí de tres semanas por la Columbia Británica para volver a visitar los lugares favoritos y ver algunos nuevos. Nuestra ruta circular gira 2,650 kilómetros (aproximadamente) desde nuestra casa cerca de Whistler a Revelstoke, Kicking Horse, Fernie, RED, Whitewater, Keefer Lake Lodge, SilverStar y Apex, y luego regresa a casa.

Whitewater Ski Resort | Kari Medig

El viaje nos lleva por los exuberantes suelos de valles abrazados por montañas que se elevan más de un kilómetro y medio en vertical hacia arriba. Conducimos por pasos donde los bancos de nieve tienen dos pisos de altura. Nos movimos junto a grandes ríos. Disminuimos la velocidad cuando manadas de caballos salvajes o borregos cimarrón cruzaban la calle.

Después esquiamos. En una parada, el polvo fresco de nieve se agitó como humo frío cuando cruzábamos los árboles empinados. En otro lugar, pasamos a lo largo de escarpadas crestas y luego nos deslizamos a través de estrechos árboles que se proyectaban sobre nuestras caras mientras descendíamos. Derribamos avenidas impecablemente acicaladas, bailamos entre moguls dejando atras de nosotros una estela de nieve y escarcha y la gravedad nos permitió hacer giros que solo se pueden hacer en espacios abiertos.

 

Después, encontramos excepcionales tacos, ramen y pho. Cinco partidas de boliche y aguas termales. Un estilo “steampunk” clandestino, granos de cacao hasta barras de chocolate y abundantes cervecerías artesanales. Compartimos mesas con amistosos extraños en los vibrantes bares del “après-ski”, nos reímos muchísimo deslizandonos en las llantas (go night tubing) y nos la pasamos super, super bien.

En algún lugar en un pliegue del paisaje, estoy esquiando en una magnífica cordillera montañosa invadida de nieve mientras miro hacia otra. Volar es lo más parecido a esto, porque éstas montañas se hicieron para el snowboard y el esquí. A mi alrededor hay vistas impresionantes de innumerables cimas, bosques salpicados de nieve y alturas alpinas. No estoy completamente segura de qué camino es el norte o el sur, el este o el oeste, pero puedo decirte exactamente dónde encontrarlo, porque sólo hay un lugar en el que se puede encontrar: En la nieve, en algún lugar de la Columbia Británica.

Imagen de encabezado: Revelstoke Mountain Resort | Andrew Strain

 

Esqui en BC

Duración -

ESQUIA POR MENOS

Los multi-pases “Multi-mountain season pass collectives” son la tendencia más importante de la industria de deportes invernales, ofreciendo a los esquiadores y practicantes de snowboard la libertad de recurrir y seguir la nieve en toda América del Norte (e incluso en el mundo) a una fracción del precio de los boletos en taquilla.

Fernie, Kicking Horse, Kimberley, Revelstoke, SilverStar, Sun Peaks, Whistler Blackcomb y Whitewater pertenecen a uno u otro de estos programas, que van desde acuerdos recíprocos y ofrecen grandes descuentos a pases de temporada de complejos múltiples, ofreciendo acceso ilimitado.

En muchos casos, los consumidores alcanzan el punto de equilibrio después de cuatro a siete días en la nieve, lo que lleva a cada día subsecuente a una fracción decreciente del precio normal de los boletos diarios. La justificación: la compra anticipada es necesaria, ya que la mayoría de estos pases dejan de venderse una vez que comienza la temporada de esquí.

Para obtener informacíon, vea Epic Pass (incluye Whistler Blackcomb, Fernie, Kicking Horse, and Kimberley), Ikon Pass (incluye Revelstoke), Mountain Collective (también incluye Revelstoke), Powder Alliance (incluye SilverStar y Whitewater), Power Pass (incluye Panorama con algunas restricciones), y el Sun Peaks reciprocal program.

De forma individual, el Canadian Ski Council ofrece descuentos en paquetes de boletos de compra anticipada que incluyen muchos destinos de esquí y snowboard en la Columbia Británica.

Las 10 cadenas montañosas de la Columbia Británica están llenas de terreno vertical y abundante sin precedentes, salpicado por comunidades de colinas de esquí y 13 centros turísticos principales, incluido el mundialmente famoso Whistler Blackcomb.

 

PUBLICADO POR: Susan Reifer Ryan

Susan Reifer Ryan has always led a dual life while working as an editor and writer—half in Los Angeles, and half in the mountains. She began her journalism career in the early 1990s covering sports, culture, and information technology before breaking into national U.S. magazines penning Hollywood celebrity profiles, then shifting to coverage of travel, adventure, skiing, and mountain life. These days her writing spans a broad spectrum—but she remains one of North America’s leading authorities on smart ski-related travel around the globe, and is the executive editor of Modern Interest Media’s SkiTravelGo.com, a guide to experiencing the best of mountain destinations worldwide.

Whistler Blackcomb | Blake Jorgenson

OFERTAS DE INVIERNO EN LA COLUMBIA BRITÁNICA

Explora las últimas ofertas especiales y ofertas para actividades de invierno y esquí en la Columbia Británica.

Ver Ofertas
#explorebc

Utiliza el hashtag #exploreBC para tus experiencias en BC. ¡Aquí mostramos nuestras favoritas!

COMIENCE A PLANEAR SU EXPERIENCIA EN BC

CÓMO LLEGAR Y ALREDEDORES

Visitantes de la Columbia Británica pueden llegar por aire, carretera, tren o ferry.

VISITAR HOY
HOSPEDAJE

Hoteles de 5 estrellas, Bed & Breakfast, lugares para acampar y un poco de todo.

DESCANSE
CLIMA

Qué esperar en las comunidades alrededor de la provincia.

REVISAR CONDICIONES CLIMATOLÓGICAS