Rediseñando “La Hora Feliz” en la Columbia Británica

Compartir  Facebook Twitter

En la Columbia Británica, los lugareños están rediseñando los rituales para después del trabajo. Olvídate de las bebidas especiales y los aperitivos a mitad de precio, hacer yoga junto a la playa, participar en tipo “batucadas” al atardecer y pasear en bicicleta hacen que puedas aprovechar al máximo las largas tardes de verano. Aquí hay algunas maneras en que puedes unirte a esta diversión.

ADOPTA EL PASO ACTIVO DE VANCOUVER

Cyclers enjoy a serene coastal bike ride at sunset.

Recorrer en bicicleta el malecón del parque Stanley al atardecer, es algo que debes hacer. Foto: @veronika_

Rodeados por las vistas de los picos de las montañas y el océano, los habitantes de Vancouver salen a pasear después del trabajo. Dirígete desde el centro de la ciudad, súbete a una bicicleta y recorre los 9 km del Malecón del Parque Stanley. Los martes, detente en Third Beach para disfrutar del círculo de tambores (tipo batucada) semanal, donde puedes unirte a los “booty shakers” y los tambores de bongo para saludar al sol mientras se esconde en el Océano Pacífico. Después, durante julio y agosto, súbete de nuevo a la bicicleta y busca la proyección de películas gratuita de los martes por la noche, del Evo Summer Cinema en el parque.

¿Buscas el epicentro de la ciudad del juego y relajación después del trabajo? Dirígete a la playa de Kitsilano y practica tu equilibrio en una tabla de surf con remo en Vancouver Water Adventures. Los días de descuento son de lunes a miércoles y un tour “Light the Night (Ilumina la noche)” (saliendo de la Isla de Granville) significa que puedes extender tu hora feliz hasta la noche todos los viernes por la noche con tablas de surf iluminadas.

A paddleboarder paddles across calm waters at sunset.

Surfeo con remo en la Bahía Inglesa. Foto: Tourism Vancouver/Nelson Mouellic

¿Prefieres sudar? Entonces, te espera un camino de 23 km a lo largo de Marine Drive hasta la bahía Horseshoe. Las increíbles vistas al mar compensarán el entrenamiento de esta ruta de montaña. Recompénsate comiendo pescado y papas fritas en Troll’s y después puedes tomar el autobús expreso de la Ruta 257 con tu bicicleta, para regresar al centro.

Para tener más diversión en la “hora feliz” en Vancouver, puedes estirarte haciendo yoga en la playa a cambio de una donación,  jugar voleibol en los Bancos Españoles, o unirte a los escuadrones de animadores de Dragon Boat en False Creek o hacer un picnic en el parque Dude Chilling.

SIENTE LAS VIBRAS DE VICTORIA

Two kayakers paddle through Victoria’s inner harbour at sunset.

Practicando kayak en el puerto Inner Harbour de Victoria. Foto: Reuben Krabbe

El puerto de Victoria es un centro de actividades por las noches. Devora un taco llamado “Tacone” de salmón enrollado a mano en Red Fish Blue Fish, antes de alquilar un kayak y pasar unas horas en el agua. O sube la apuesta y súbete a un barco de velas con 3-Hour Sail. El barco sale a las 7:30 p.m. para dar un recorrido por la colorida comunidad de casas flotantes de Victoria e Inner Harbour.

Otra opción puede ser, de mayo a agosto, alquilar un scooter para recorrer el Mercado en Sidney Street y explorar los puestos con productos locales y arte original todos los jueves por la noche. En el camino de regreso al centro de la ciudad, toma un descanso hacia la cima del Monte Tolmie para observar la ciudad y el océano al atardecer.

Two hikers traverse a lush landscape under a golden sunset.

Excursión al atardecer en la cima del Monte Tolmie. Foto: Reuben Krabbe

En los acalorados días de verano, únete a la multitud local en la playa. Dirígete a la playa de Gonzales para practicar skimboard, o puedes visitar la Playa Willows para disfrutar de un ambiente familiar, o caminar por Dallas Road para dejar que tu amigo de cuatro patas corra libremente en el parque para perros sin correa. Luego dirígete al hotel Strathcona, donde puedes practicar tus habilidades en las canchas de voleibol de la azotea. O, si estás listo para una aventura, viaja en automóvil a las cercanas Cuevas de Sooke y sumérgete en piscinas de roca pulida, talladas naturalmente en el lecho rocoso del río Sooke para darte el mejor enfriamiento de verano.

TRABAJA ARDUAMENTE Y JUEGA DURO EN WHISTLER

A man and a woman relax on a floating wharf nestled within a dense forest landscape.

Un salto al Lago Lost es obligatorio cuando estás en Whistler. Foto: Blake Jorgenson

En este patio de juego para adultos, los lugareños tienen sus propias formas de relajarse. Alquila una bicicleta de montaña y haz girar sus ruedas en los senderos del parque Lost Lake. Esta zona amigable para los principiantes está cerca del pueblo, por lo que puedes recorrer algunos senderos y después saltar al lago antes de que caiga el sol. Para los adictos a la gravedad, dar vueltas en el Whistler Bike Park (para bicicletas de montaña) de 3:30 p.m. a las 8 p.m. es más barato adquiriendo un ticket Extended Play . Esta es la manera perfecta de vencer al calor y a las multitudes del mediodía.

También puedes llenar tu tanque con una comida saludable en el restaurante The Green Mustache, en Function Junction, antes de pasear por el Bosque Interpretativo de Whistler. Camina por el sendero de Farside hasta el puente colgante y regresa por el sendero de Riverside para un hacer un agradable recorrido de 7 km. Relájate mientras recorres el río Cheakamus alimentado por los glaciares durante todo el camino.

Two people in a canoe wave to a cyclist, pedaling across a bridge.

Paseando en bicicleta por el Río de los Sueños Dorados en el sendero del valle. Foto: Turismo Whistler/Mike Crane

¿Quieres hacer cosas un poco más relajadas? Renta una bicicleta para cruzar el Valle Trailand, salta de muelle a muelle a orillas de los lagos locales. Toma el circuito del Lago Alta y extiende una toalla de playa en cualquiera de los parques Lakeside, Wayside o Rainbow para descansar, antes de regresar al pueblo. Los miércoles por la noche, pasea por el Mercado de Granjeros de Whistler desde las 2 p.m. hasta las 7 p.m. (a partir de julio) y escoge productos locales para hacer una cena de verano a altas horas de la noche.

NOCHE DE RELAJACIÓN ALREDEDOR DE LA COLUMBIA BRITÁNICA

A couple sitting on a piece of driftwood on a sandy beach.

Las fogatas en la playa, en Tofino son una excelente manera de relajarse después del arduo día. Foto: @xshaydx

Si te encuentras fuera de las tres grandes de la Columbia Británica, Vancouver, Victoria y Whistler, aún hay infinitas formas de relajarse. Vuela en tandem-parapente alrededor de las montañas en Revelstoke. Camina hasta la cima de Battle Bluff para ver la puesta de sol sobre el lago Kamloops o juega una partida de golf en uno de los doce campos que rodean a Kelowna. Durante los jueves por la noche, únete a los lugareños en un servicio de transporte para explorar los mejores senderos en Rossland. Ponte en el aire con una sesión de kiteboard en el Squamish Spit, o arma una fogata en la playa de Tofino.

Dondequiera que vayas, averigua cuánto tiempo tienes antes de que el sol se ponga, diviértete de manera segura y haz un plan antes de salir. Y así disfrutarás esas largas tardes  de verano, haciendo lo que te hace feliz.