Cinco puntos de Acceso a la Naturaleza cerca del Centro de Vancouver

Compartir  Facebook Twitter

Ubicados entre montañas nevadas y un océano brillante, la ubicación de Vancouver hace que sea fácil dejar atrás la vida de la ciudad y sumergirse en la naturaleza. Sal de la jungla urbana y descubre bosques, majestuosas montañas y hermosas playas que se encuentran a las puertas del centro de la ciudad.

TOMA UN PASEO ALREDEDOR DEL PARQUE STANLEY

The Stanley Park Seawall in Vancouver

Malecón del Parque Stanley. Foto: Kezia Nathe

Parque Stanley es la corona de jade de la península del centro de Vancouver. El inmenso parque de 400 hectáreas es hogar de grandes bosques que se pueden explorar en bicicleta, a pie o incluso en carruajes tirados por caballos. Pasea o recorre en bicicleta el rompeolas de 10 km (en busca de focas y ballenas que aparecen ocasionalmente) o dirígete a los senderos boscosos para descubrir el estanque de lirios en el lago Beaver y encontrar las tortugas en Lost Lagoon. Puedes encontrar más criaturas marinas en el acuario más grande de Canadá, o simplemente relájate en una de las hermosas playas del parque. La playa más cercana al centro de la ciudad es English Bay y cada verano es la sede de la competencia anual de fuegos artificiales Celebration of Light; una caminata a corta distancia alrededor del malecón conduce a Third Beach, un lugar apartado donde puedes observar apasionantes puestas de sol.

VE A LA PLAYA

Vancouver's Third Beach at Sunset

Atardecer en Third Beach. Foto: Maurice Li

Llueva o truene, las nueve playas de Vancouver son el lugar perfecto para disfrutar de paisajes increíbles y alejarse de todo sin salir demasiado de la vida urbana. Dirígete hacia el lado oeste de Vancouver para explorar playas de arena como Kitsilano, Locarno y Jericó, todas tienen vistas de fotografía hacia el horizonte, el centro de la ciudad y las montañas de la costa norte. Pasea por la colina para llegar a las largas extensiones de arena en los bancos españoles y continúa hacia Foreshore Hike por la costa de la Universidad de la Columbia Británica para admirar las increíbles vistas de Howe Sound, la Isla de Vancouver y las Islas del Golfo. Metete al mar y luego date un baño de bosque en el Parque Regional Pacific Spirit, una cercana red de senderos de 38 km en medio de los árboles.

CAMINATA POR EL PARQUE LIGHTHOUSE

Point Atkinson Lighthouse on the rocky coastline at Lighthouse Park in West Vancouver.

Observa el Faro de Atkinson en la costa rocosa en el Parque Lighthouse, al oeste de Vancouver. Foto: Tom Ryan

Resguardando la entrada de la Bahía Inglesa, el pintoresco faro rojiblanco del parque, ha guiado a los barcos hacia un puerto seguro desde 1870. Ahora que se trata de un sitio histórico nacional, el Parque Lighthouse del Oeste de Vancouver es el hogar de paseos cortos, pero ocasionalmente desafiantes que serpentean a través de un denso bosque hasta la costa. Point Atkinson es popular entre los observadores de aves que buscan cormoranes zambulléndose en las profundidades y águilas sobrevolando en las alturas. Los paseadores de perros disfrutan los senderos del bosque ancestral, donde los perros pueden andar sin correa, además es posible caminar hasta el mirador del faro para disfrutar de increíbles vistas de Howe Sound, la Bahía Inglesa y del faro mismo.

PIÉRDETE (Y DEJA QUE TE ENCUENTREN) EN EL JARDÍN BOTÁNICO DE VANDUSEN

The Elizabethan maze at VanDusen Botanical Garden in Vancouver.

El laberinto Isabelino en el Jardín Botánico VanDusen, en Vancouver. Foto: Grant Harder

Detrás de las puertas del Jardín Botánico VanDusen se encuentra un oasis. A solo 15 minutos en auto desde el centro, esta extensión de 22 hectáreas incluye más de 7,500 especies y variedades de plantas. Siempre hay algo floreciendo en el jardín, desde árboles de cerezos, azaleas y magnolias en primavera hasta asters y hortensias en el otoño, junto con los vibrantes colores otoñales de los árboles gingko. Disfruta de un picnic comprado en Truffles Café o relájate en el patio del elegante restaurante Shaughnessy. Y no te pierdas el laberinto Isabelino, hecho con 3,000 cedros piramidales.

Afiliado a VanDusen, Bloedel Conservatory es un punto de acceso de la ciudad. También a 15 minutos del centro en coche, este paraíso con domo está ubicado en el parque Queen Elizabeth y cuenta con más de 120 aves exóticas en vuelo libre, 500 plantas y flores exóticas.

VENCE TUS TEMORES EN EL PUENTE COLGANTE DEL PARQUE DE CAPILANO (CAPILANO SUSPENSION BRIDGE PARK)

Capilano Suspension Bridge Park

Vista de las copas de los árboles en el Capilano Suspension Bridge Park al norte de Vancouver. Foto: Destino Canadá

El parque Capilano Suspension Bridge Park y la  montaña cercana de Grouse, son dos zonas espectaculares de la naturaleza que se encuentran a solo 15 minutos del centro, en automóvil. Construido en 1889, el puente colgante de Capilano ofrece a los valientes visitantes vistas asombrosas del río Capilano 70 metros por debajo de ellos. Escala los imponentes árboles de hoja perenne en el Treetops Adventure, que consiste en siete pasarelas suspendidas situadas a 34 metros sobre el suelo del bosque, o desafía a la maravilla de la ingeniería del acantilado con la pasarela en voladizo que se extiende a lo largo del río, asegurada por solo 16 puntos sobre el acantilado.

Foto destacada: Alex Strohl