Persiguiendo Cascadas por la autopista Sea-to-Sky

Compartir  Facebook Twitter

Hay algo especial en el poder de una cascada, el rugido ensordecedor, el caos del agua que cae, el espectáculo de las rocas con forma de eones.

La región Sea-to-Sky de la Columbia Británica es hogar de muchas de ellas. Los picos de las montañas y la costa del Océano Pacífico obtiene casi toda la atención, pero estas cascadas no deberían ser dejadas a un lado.

Las cascadas se encuentran en su mero apogeo durante la primavera, cuando la nieve se derrite y llena los arroyos y ríos hasta que rebosan y caen en forma de cascadas por las laderas de las montañas. Durante los meses de verano, menos cantidad de agua significa ver las espectaculares rocas alrededor de las cascadas también.

Aquí te presentamos cinco cascadas que debes visitar en la región Sea-to-Sky.

CASCADAS SHANNON

A small waterfall flows down a rock face.

Las Cascadas Shannon cerca de Squamish (foto tomada en invierno)

La Primera Nación Squamish habla sobre una serpiente de dos cabezas, Say-noth-ka, que formó el vertedero de la cascada al deslizarse por la ladera de la montaña. Estas cascadas tienen una caída de 335 m, convirtiéndola en la tercer cascada más alta de la Columbia Británica.

El mejor lugar para verlas: Desde el estacionamiento principal, el punto central de observación ofrece una impresionante vista de toda la cascada. Durante la primavera, cuando la nieve se derrite es posible sentir el rocío de la cascada.

Cómo llegar: Dirígete hacia el norte por la carretera 99 en dirección hacia Squamish. Aproximadamente a 58 kilómetros de Vancouver verás los letreros del Parque Provincial Cascadas Shannon. Da vuelta a la derecha en el parque.

Desde el estacionamiento sigue un camino de grava de aproximadamente 350 metros de largo hacia la cascada. Ahí encontrarás una gran cantidad de plataformas de observación a poca distancia.

CASCADAS NAIRN

A hiker walks along the rocky shore of a large waterfall.

La cascada superior de las Cascadas Nairn

El Parque Provincial Cascadas Nairn fue creado en 1966 para proteger no solo a esta maravilla natural, sino también la historia cultural de la Nación Lil’wat.

El apropiadamente llamado “Río Verde” que corre sobre las cataratas transporta sedimentos que han tallado agujeros y puentes de piedra naturales.

El mejor lugar para verlas: Al final del camino principal se encuentra una gran área cercada para admirar las cascadas de una manera más segura. Las cascadas tienen algunas caídas más pequeñas y este lugar te sitúa arriba de una y por debajo de otras. También ofrece una excelente vista de los agujeros y puentes formados por la cascada.

Cómo llegar: Dirígete hacia el norte por la carretera 99 en dirección a Pemberton. Coloca tu cuentakilómetros en cero cuando pases el desvío de Whistler VillageAproximadamente a 28 kilómetros al norte verás un estacionamiento y a tu derecha una señal de acceso al Parque Provincial de las Cascadas Nairn.

Desde el estacionamiento sigue el camino bien estructurado de 1.5 kilómetros rumbo al punto de observación de las Cascadas Nairn.

CASCADAS BRANDYWINE

A stunning waterfall flows down over a rocky riverbed.

Las cascadas Brandywine cerca de Whistler

Según la historia, dos topógrafos apostaron una botella de brandy sobre quién podía adivinar la altura de la cascada.

Las Cascadas Brandywine son un lugar único en el área ya que tienen una caída completamente libre, sin desniveles que puedan influir en la fuerza de su caída. Se formó cuando un flujo de lava de basalto cayó sobre el suelo no consolidado. Cuando el arroyo Brandywine fluyó sobre él, el basalto no se erosionó tan rápido como las capas de la tierra debajo de él, creando así el borde de balsalto duro de la cascada y el desgastado pozo abajo.

El mejor lugar para verlas: La primer plataforma de observación ofrece una espectacular vista. Querrás quedarte aquí por un buen rato.

Cómo llegar: maneja hacia el norte por la carretera 99 con dirección a Whistler. A cuarenta y siete kilómetros al norte de Squamish encontrarás el letrero del Parque Provincial Brandywine. Da vuelta a la izquierda para entrar al estacionamiento, el cual es visible desde la carretera.

Desde el estacionamiento sigue los señalamientos hacia la plataforma de observación. La caminata tiene una duración de 10 a 20 minutos.

CASCADAS ALEXANDER

A waterfall nestled within a dense forest.

Las cascas Alexander desde la plataforma de observación.

Las cascadas tienen tres caídas que dan un total de 43 metros de alto. Los bancos al lado del estacionamiento son un excelente lugar para disfrutar de un picnic. Debido a que las cercanas cascadas de Brandywine atraen toda la atención, es posible que tengas toda el área alrededor de las Cascadas Alexander para ti solito.

El mejor lugar para verlas: Un larga plataforma en el área del estacionamiento da de frente hacia las Cascadas Alexander y el Arroyo Madeley, del cual se alimentan.

Cómo llegar: conduce hacia el norte por la carretera 99. Antes de llegar a Whistler, da vuelta a la izquierda en el letrero de señalamiento del Parque Olímpico Whistler en el camino de acceso al Valle CallaghanContinúa durante 8 kilómetros, hasta que veas un letrero a tu izquierda del Sitio de Recreación Cascadas Alexander. Da vuelta a la izquierda y detente en el gran estacionamiento de grava.

CASCADAS CROOKED

A waterfall rushes down a rocky mountain.

Debajo del rocío de las Cascadas Crooked

Un caluroso día de verano, cuando las temperaturas se elevan, puedes tomar el sol mientras te refrescas con el rocío de la cascada.

Un sendero para alpinistas es una de las únicas maneras de acceder a pie al Parque Provincial Tantalus. De lo contrario, las otras formas para acceder al parque serán vía helicóptero, hidroavión o cruzando el Río Squamish en kayak o canoa. Ten en cuenta que el sendero es cruelmente empinado, por lo que se debe estar en buena forma. Los bastones de senderismo son altamente recomendados.

El mejor lugar para verlas: En las Cascadas Upper Crooked emergerás directamente debajo de su caída de agua y de los árboles. Ten cuidado con las piedras resbaladizas por el rocío de la cascada y la niebla.

Cómo llegar: maneja hacia el norte por la carretera 99. Da vuelta a la izquierda en el camino del Valle Squamish y maneja por 27 kilómetros. Cuando la superficie del camino cambie a grava, eso te señalará el comienzo de la carretera de Servicio Forestal del Río Squamish.

Después de avanzar 24 kilómetros, da vuelta a la izquierda hacia un gran puente cerca del señalamiento del Valle Ashlu. Continúa sobre este camino por 2.5 kilómetros más, pasa el proyecto hidroeléctrico de Ashlu y un par de puentes.  Después de una curva cerrada a la derecha, encontrarás un lugar para estacionar tu auto.

Continúa el recorrido a pie sobre un brusco tramo hacia la izquierda. Este camino se convierte en el sendero Sigurd Creek, el cual te llevará a los puntos de observación de la Cascada Crooked.

Este sendero se separa y continúa hasta los picos cercanos, como el pico Sigurd y la montaña Ossa. Sigue las indicaciones que conducen a los puntos de observación de la cascada.

Esta lista de cascadas no está completa. La región Sea-To-Sky tiene una infinidad de cascadas, pequeñas y grandes, escondidas por el bosque o visibles a lo alto de sus terrenos. ¿Conoces otras grandes cascadas que hayamos omitido? ¡Déjanos aquí abajo tus comentarios!