Avistamiento de la Vida Silvestre en la Columbia Británica: Qué Observar en Primavera y Verano.

Compartir  Facebook Twitter

Los animales salvajes pueden ser evasivos y los mejores encuentros con ellos se deben al tiempo. Cuando la vegetación comienza a abrirse paso de entre la nieve que se va derritiendo, los animales emergen de los lugares en los que se resguardaban del invierno. Muchos de ellos han tenido crías, por lo cual la primavera y el verano son el momento ideal para practicar la observación de estos. También en esta temporada las ballenas tienen mayor actividad.

Debes asegurarte de seguir algunas indicaciones de seguridad. La regla general es quedarse atrás, mantente a una distancia prudente, por lo menos a 30 metros alejado de donde se encuentren y al menos a 100 metros de depredadores, tal es el caso de los osos y sobre todo no te interpongas en su camino o quieras alimentarlos.

¡Alista tu cámara! Aquí te decimos que buscar en primavera y verano.

BALLENAS CERCA DE VICTORIA, EN LA ISLA DE VANCOUVER

An orca whale breaching off Vancouver Island

Una orca en la superficie de la Isla Vancouver. Fotografía: Tourism Victoria

La revista Travel + Leisure nombró a Victoria como uno de los mejores destinos de Norteamérica para la observación de ballenas por una razón. Una gran variedad de especies de ballenas frecuentan las aguas frías de esta costa de abril/mayo a octubre y las orcas depredadoras o ballenas asesinas son las celebridades. Aunque también puedes observar aquí leones marinos y águilas calvas, delfines, marsopas y focas.

El mejor momento para observar a más de 80 orcas, que en realidad son delfines grandes, es en verano, cuando estas se alimentan de los salmones que migran del sur de la Isla. Puedes disfrutar de la migración de las ballenas jorobadas (en mayo/junio y en septiembre/octubre) y de las ballenas grises (marzo y abril) en su camino hacia Alaska, además de que puedes ver a las pequeñas ballenas minke durante todo el año.

BORREGO CIMARRÓN EN RADIUM HOT SPRINGS, PARQUE NACIONAL DE KOOTENAY

Bighorn sheep in Radium Hot Springs

Borrego cimarrón en Radium Hot Springs. Fotografía: BigLines.com

Es difícil no ver animales salvajes en las Aguas Termales de Radium, gracias a sus tierras húmedas, valles y cañones localizados en la base de las Rocosas. Alrededor de 140 borregos cimarrón son los residentes permanentes del lugar y durante los meses de marzo hasta junio es posible verlos recorriendo las áreas cercanas a la ciudad y el centro de visitantes. En verano, grupos de machos o hembras con sus corderos viajan juntos y el mejor momento para verlos es por la mañana o al atardecer. Quizá hasta te encuentres con unos cuantos en tu trayecto a las aguas termales.

Otras criaturas que son comunes de ver aquí son los ciervos, alces, águilas calvas, los urogallos y bandadas de pavos salvajes, observa a los gansos canadienses presumiendo sus llamativas plumas en la temporada de apareamiento en primavera y en lugares más altos descubre a las cabras montés. Regresa en otoño para el gran show: previo al celo de estos ovinos, cuando los corpulentos machos embisten sus cuernos y luchan entre sí. En noviembre hay un festival llamado Headbanger Festival con celebraciones, talleres y recorridos.

OSOS AL NORTE DEL VALLE THOMPSON

A los osos grizzlies y negros les encanta el fértil y templado Valle de North Thompson, rodeado por las Montañas Monashee en el centro de la Columbia Británica, lo que le hace ganar a Blue River el nombre del Callejón del Oso Pardo. Los osos son más activos cuando salen de sus cuevas con sus oseznos en marzo y abril (osos negros), o  en mayo (osos pardo) para alimentarse de hierbas, moras y salmón. Y es probable que te encuentres con águilas calvas, águilas pescadoras, venados cola blanca, truchas y quizá hasta alces.

Discover Wells Gray ofrece diversos recorridos con diferente duración, los cuales se centran en la ecología única del Parque Provincial Wells Gray. Los osos suelen ser vistos a lo largo de la carretera que va hacia el parque comiendo espárragos silvestres, dientes de león y moras.

BISONTES Y CARIBÚES AL NORTE DE LA COLUMBIA BRITÁNICA

A caribou cow with her calf along the Alaska Highway at Muncho Lake, in the Northern Rockies of British Columbia.

Una hembra caribú acompañada de su cría en la carretera Alaska Highway, en el Lago Muncho al norte de las Rocosas de la Columbia Británica. Foto: Andrew Strain

El norte de la Columbia Británica es salvaje y está lleno de animales en sus tierras, cielos, ríos, lagos y mares. Puedes ver manadas de caribúes y bisontes desde la carretera en partes remotas del norte, además de alces y ciervos, inclusive te puedes topar con cabras blancas montés y carneros de Dall.

Otros atractivos del lugar son las águilas calvas, durante la primavera y el verano cientos de ellas pueden ser vistas cerca de Prince Rupert o en el Río Skeena, desde un catamarán y osos pardos en la costa de Prince Rupert, especialmente abundantes en el santuario de Khutzeymateen.

OSOS NEGROS Y MARMOTAS EN WHISTLE

Bear family on the north slope of Whistler Mountain

Una familia de osos en la Montaña Whistler. Fotografía: Tourism Whistler/ Michael Allen

A partir de marzo, cerca de 60 osos negros, incluyendo mamás oso con sus oseznos salen de su larga hibernación en la montaña Whistler. Toma un tour en una 4×4 con el investigador Michael Allen a sus guaridas y áreas de alimentación de mayo a octubre. Espera ver familias de osos pastando y machos cortejando hembras a partir de mediados de mayo y hasta mediados de julio, u obsérvalos comer moras en julio y agosto desde la Góndola PEAK 2 PEAK.

En primavera hay una gran cantidad de osos cerca del campo de golf y del sendero Valley Trail cenando col de mofeta y en verano es posible verlos en las rutas de senderismo y ciclismo. Ten cuidado con los arrendajos grises ya que les gusta aterrizar en las manos de los excursionistas, además de ardillas, ciervos y marmotas silbadoras características del lugar.

Featured image: Orca whales breaching the ocean surface against a treed shoreline. Photo: Adrian Dorst